Valentino y el arte de hacer bello lo imperfecto en Japón

Kaia Gerber seduce a la capital nipona en un desfile mixto donde el arte se convierte en moda bajo tres colores: blanco, negro y cómo no, rojo. Como en la trilogía de Kieslowski, Pier Paolo Piccioli reinventa así la esencia de Valentino en el que ya será su histórico desfile de Tokyo.

Tres colores: Rojo

 

La nueva colección Pre-Fall 2019 de la maison Valentino ha sido presentada en Ginza Six, una lujosa tienda del complejo comercial de la capital nipona. Y para sorpresa de todos, tanto figuras masculinas como femeninas se han dejado ver sobre la pasarela. Uno de los avances más esperados del creativo para la firma.

 

Kaia Gerber

Valentino

Pero sin duda, entre todas las siluetas asimétricas que circulaban por el corazón de japón, hubo una que acaparó todas las miradas: Kaia Gerber. Si bien todavía no cuenta con una gran trayectoria, la recién nominada a modelo del año y digna heredera de Cindy Crowford, promete dar de qué hablar sobre la pasarela.

Una fantasía imperfecta entre volantes y encajes

 

Las propuestas del hombre de moda, Pierpaolo Piccioli, para la nueva temporada otoño-invierno de Valentino trasladaron el acento italiano a las raíces del país anfitrión. El color rojo y la tradición del wabi sabi inspiraban una fantasía imperfecta. Personificando la belleza entre volantes pulverizados y encajes desalineados. Todo ello bajo un juego de volúmenes presente en toda la colección, desde llamativos estampados florales hasta tejidos selectos y refinados como la gasa o la seda.

Valentino

Concept store by Valentino

 

Otro punto a destacar del show fue la esperada transformación de la nueva concept store de Valentino. Una propuesta transgresora que ha contado con la colaboración de Sarah Andelman, exdirectora artística de Colette, para unir en un mismo espacio artistas, artesanos y firmas locales. Rindiendo así un homenaje al arte, en su máxima expresión.

Como lo hicieron Kaia Gerber y la australiana Adut Akech, las reinas indiscutibles de la noche. Ambas se encargaron de poner el broche de oro al final de un desfile para soñar. Sumergidas entre cautivantes volantes de tul y la idílica caída de pétalos desde el cielo. Todo al paso de una hechizante melodía en directo que seducía todos tus sentidos, con una elegancia extraordinaria.

Valentino