Xavier Mor Chocolatier: conocimiento, sabor y belleza

Para muchos, pocos placeres gastronómicos hay equiparables al chocolate. Es esa pequeña golosina de cacao que los hay que incluyen a diario en su alimentación, no solo porque les gusta, sino porque es antioxidante, estimula y ayuda a afrontar el día sintiéndose mejor. De chocolates hay de muchos tipos, pero solo los que más saben consiguen hacer de esta joya dulce un auténtica experiencia para los sentidos. Es el caso del chocolatier Xavier Mor, quien aúna en su manera de trabajar conocimiento, sabor y belleza.      

En Xavier Mor Chocolatier saben que la calidad de la materia prima es fundamental para que el resultado sea exquisito. Las mejores habas de cacao sudamericano criollo de origen único de Venezuela, Ecuador, Perú o El Salvador, entre otros, son seleccionadas rigurosamente con un fin último: conseguir potenciar el máximo sabor, aroma y belleza en todos los aspectos. Entre sus productos se encuentran chocolates de cobertura excelsos y supremos, pero también chocolate a la taza y soluble para preparados lácteos que son un auténtico lujo para el paladar de los amantes del cacao.

El chocolate debe tener un carácter singular y distintivo, y eso en parte se consigue dominando la mejor tecnología, controlando su propio proceso productivo y siguiendo los más altos estándares de calidad. De hecho, en un entorno marcado por la masificación en los procesos productivos, la firma puede ofrecer un producto elaborado artesanalmente, en cantidades pequeñas y únicas que garantizan un resultado que se sale de lo habitual.

¿Y cuál es el secreto del éxito de Xavier Mor Chocolatier a lo largo de los años? La fe sobre el chocolate, sin duda, y la búsqueda infatigable de la perfección. Quizá es por ello que el suyo sea considerado hoy día uno de los mejores del mundo.