Sweet Matitos 2019: un paseo por el glamur de la Riviera francesa

Un aura de lujo y glamur impregnó ayer la pasarela de 080 Barcelona Fashion de la mano de Sweet Matitos, la encargada de clausurar la tercera jornada de desfiles en la capital catalana. Bajo el nombre de To catch La Riviera, la firma cautivó con una colección para primavera/verano de 2019 que es un tributo a la película Atrapa un ladrón, con Grace Kelly, y con la que hace un inspirador recorrido por varios paisajes de la Costa Azul. Tomando inspiración de la suntuosidad y elegancia de La Riviera francesa de los años 50, Sweet Matitos acerca el espíritu veraniego a aquella mujer que nunca deja de lado su feminidad, buen gusto y amor por las tradiciones.

 

 

Los tonos azules intensos y oscuros, junto con el blanco en suaves tejidos como la seda, el tencel y el modal, dan inicio al trayecto por la costa con Anchor off Cannes, con diseños en los que las rayas tomaron el protagonismo, al más puro estilo marinero. La firma contempla looks de todos los estilos: falda circular, vestidos cortos o atuendos de dos piezas a los que se les incluyen complementos como las gafas, los bolsos de mimbre, los pañuelos y sombreros, muy presentes en casi todas las propuestas.

 

 

Strolling around Tourretes define la siguiente parada y, trasladándonos al atardecer, nos acerca al idílico paisaje de esta encantadora población. Los diseños se tiñen de tonos piedra que contrastan con grandes flores (en estampados o apliques)  y conjuntos de lo más coloridos, incluyendo hasta vibrantes brazaletes maxi. Diferentes texturas y tejidos se ponen de manifiesto en cada prenda con linos, sedas y algodones con los que la firma no deja de lado el romanticismo y la delicadeza del toque chic francés. Se convierten así en creaciones dignas de lucir en una celebración veraniega, bajo la calidez de los últimos rayos de sol.

 

 

Sin embargo, la máxima expresión de la fiesta y el lujo llega con la noche, viajando al Mónaco Imperial de Montecarlo. Los colores crema, oro y rojo pasión, claros definitorios de esta ciudad, se funden a lo largo de piezas con arquitectónicas líneas verticales y elegantes que se acaban con capas. Además, pequeñas lentejuelas brindan glamurosos toques destellantes en prendas doradas con transparencias, como si de vestidos para lucir en un palacio de reyes se tratase. Glamur, sofisticación y elegancia a partes iguales y juntas en unos looks de invitada para deslumbrar.

 

 

Visualiza todos los estilos vistos en la pasarela en esta galería: