Sueños de alta costura en hoteles de lujo

Las firmas de moda más selectas y sofisticadas del mundo han convertido las paredes de diversos hoteles en el mejor lienzo para plasmar su estilo más personal. Iconos del gran lujo han querido potenciar su imagen de marca ofreciendo al edificio escogido sus más íntimos atributos y conocimientos para enriquecerlos y convertirlos en arte desde la primera pincelada. Esto supone no solo ofrecer a sus clientes el mejor servicio, sino también el refinamiento y la exclusividad que representa la firma. Un estilo de vida al alcance de unos pocos pero, sin duda, una experiencia de lo más interesante.

Dior en The St. Regis New York (Nueva York)

Bebiendo de la incomparable herencia de la maison Dior, este hotel de la Gran Manzana rinde homenaje en su planta 12 a la firma francesa en una elegante suite de más de 150 metros cuadrados. Tonos neutros, salpicados de rosa y gris, acompañados por destellos de genialidad en forma de tejidos como encaje, tul y piel metalizada invitan a sus huéspedes a un viaje en el tiempo a los ateliers de la casa en la Avenue Montaigne parisina.

Dior-hotel-habitacion

Christian Lacroix en Le Bellechasse (París)

En la elegante orilla izquierda del río Sena de París, a pocos metros del imprescindible Museo de Orsay de la capital, las puertas de este hotel esconden a buen recaudo un sinfín de obras de arte, ricos materiales y mobiliario antiguo, elegidos cuidadosamente y firmados por el diseñador Cristian Lacroix. Los amantes del lujo a raudales se enamorarán del extravagante estilo de cada una de sus habitaciones, vestidas todas ellas hasta el último rincón de arte barroco.

Le-bellechasse-hotel

Palazzo Versace (Dubái)

Qué mejor lujo y los excesos de Dubái para emplazar el nuevo Palazzo Versace, un hotel de reciente inauguración en el que no falta el oro, el mármol y los frescos para evocar el mejor de los palacetes italianos del siglo XVI. Su interior neoclásico aderezado con chispazos de arte árabe está presente en cada una de las 215 habitaciones del resort e íntegramente firmado por Donnatella Versace.

versace-hotel-palazzo

Diane Von Fürtenberg en Claridge’s (Londres)

Dos dormitorios, grandes chimeneas de mármol y un espectacular piano de cola en una estancia inundada de los icónicos estampados geométricos y animal print, de la diseñadora estadounidense. Eso es Le Suite Grand Piano del hotel londinense Claridge’s, una estancia singular y muy luminosa en la que el carácter eclético de DVF se acompaña de las mejores comodidades para los viajeros, como un servicio de mayordomo las 24 horas y bar privado en la misma suite.

Claridges-hotel-habitacion

Karl Lagerfeld para Patrick Hellmann Schlosshotel (Berlín)

Nadie como el mismísimo káiser de Chanel para decorar, con mucho gusto, una opulenta suite de este hotel de cinco estrellas, remanso de paz de la bulliciosa Berlín. El baño art déco con mobiliario francés y suelo de mármol blanco, la extravagante cama king size y las incomparables vistas desde la terraza privada al jardín convierten la estancia de 105m² en un auténtico hogar para los enamorados que pasean su amor por la capital alemana.

Patrick-hellman-hotel