Protocolo: novios con un estilo personalizado

Hoy en día son muchos los novios que no se conforman con lucir un traje bien acabado, sino que buscan el plus de personalización que brinda uno que ha sido custom made o hecho a medida. De esta forma, no sólo se consigue un atuendo que haga sentirse especial,  sino que por su confección y acabado al detalle, el ajuste perfecto queda garantizado. Para satisfacer las necesidades estilísticas de los hombres que buscan la diferenciación, la firma Protocolo ofrece a sus clientes un servicio de sastrería a medida para aquellas ocasiones especiales. Encontrar el corte exacto a la fisonomía y la elegancia más favorecedora nunca había sido tan fácil. 

Siguiendo unos procesos artesanales, de la máxima calidad y con el cliente siempre en primer término, Protocolo garantiza looks de etiqueta de lo más cuidados, como lleva haciendo desde 1991. Trajes, chaqués, esmoquin… todos los estilos imaginables pueden ser trasladados a la realidad para convertir el outfit del novio en algo único e irrepetible, como él. Usando los mismos materiales y las mismas manos de los profesionales que confeccionan su colección habitual, el resultado esperable sólo puede ser uno: sofisticación y deslumbre a medida en el altar.  

Además, la firma permite completar la exclusividad de cada atuendo combinándolos con su amplia sección de complementos como pajaritas de seda, gemelos, llamativas corbatas, pañuelos de diseño o zapatos, entre otros. En conjunto, resultan los perfectos acompañantes de trajes en los que tejidos, colores y detalles personalizados al gusto del cliente se unen para resaltar y potenciar al máximo la elegancia del novio.