Margherita Maccapani: mucho más que un apellido

Diseñadora de moda, modelo, actrizMargherita Maccapani Missoni hace años que ya no se distingue por ser la nieta de Rosita y Ottavio Missoni, fundadores de la conocida firma italiana, sino por todas sus facetas artísticas y por ser una auténtica representante del estilo boho chic.

Tras haber estado al frente de la línea de accesorios y ropa de baño de la firma familiar, colaborar en la creación del primer perfume de la marca Missoni Profumi –y protagonizar la campaña– y otros muchos logros, alzó el vuelo y comenzó a vestir a los más pequeños de la casa con su propia marca textil Margherita Kids. En el quinto aniversario de su boda con el piloto Eugenie Amos rememoramos su inolvidable look de novia y desgranamos la historia que inspiró su creación junto a Giambattista Valli. Un bosque centenario en Brunello, Italia, como escenario, la variedad cromática y de texturas en los cojines y alfombras que adornaban la ceremonia de estilo árabe y un vestido de novia irrepetible y único. Nos adentramos en el colorido mundo de la italiana y compartimos su inspiración más personal.

Margherita Maccapani

Tus abuelos fueron los fundadores de la marca Missoni y tú naciste y creciste dentro del mundo de la moda. ¿Cómo ha sido este vínculo desde pequeña?

– Soy muy afortunada de haber vivido alrededor de gente tan creativa, mis abuelos pero también toda la gente que conocían y que trabajaban con ellos. No solamente gente del mundo de la moda, gente creativa en general, filósofos, artistas, escritores… Es una de las cosas más importantes que me han pasado. La moda no es la única cosa que existe, he aprendido de muchas pasiones diferentes y esto es muy sano.

En 2009 empezaste a diseñar la línea de accesorios en la marca Missoni y ahora tienes tu propia marca de ropa infantil llamada Margherita Kids. ¿En qué te inspiras para crear las colecciones?

– Las inspiraciones llegan de todos los lugares, de todo lo que vemos, por ejemplo hoy estoy en el Recinto Modernista del Hospital de Sant Pau y hay tantas inspiraciones… En algún momento puede volver a mi cabeza todo lo que hoy he visto, por eso pienso que es importante salir a ver muestras, viajar a lugares nuevos, hablar con gente diferente de nosotros. Cuánto más vemos y más experimentamos, más inspiraciones podemos encontrar.

Margherita MaccapaniMargherita Maccapani

El 23 de junio de 2017 cumplisteis 5 años de casados con tu marido, y nos encantaría que nos narraras cómo era tu vestido de novia.

– Desde que era pequeña he guardado una foto de una página de revista de un vestido de Christian Lacroix alta costura, era como un ángel. Siempre he querido ponerme ese vestido el día de mi boda. Cuando empecé a pensar en el diseño que llevaría encontré de nuevo la foto y pregunté al diseñador Giambattista Valli, también amigo de la familia, si podía ayudarme a hacerlo. De todas formas, quería que las mujeres costureras de Missoni lo confeccionaran. Así que mi vestido de novia fue como una colaboración entre una inspiración de Lacroix, la calidad alta costura que aportó Giambattista Valli y el trabajo de las mujeres Missoni y nuestros tejidos y estampados. Era de mangas grandes y voluminosas y margaritas en tres dimensiones por todo el vestido. Era blanco leche pero jugamos con muchas texturas diferentes.

Si ahora tuvieras que escoger un vestido para casarte de nuevo ¿cómo sería?

– Me pondría siempre el mismo vestido. No cambiaría nada. Haría el mismo vestido de otro color.

Margherita Maccapani

¡Disfruta la entrevista en formato vídeo!