Los 7 deseos de las mujeres exigentes

Cada novia tiene sus gustos y preferencias personales, los cuales determinan todos y cada uno de los preparativos para el gran día. Desde el traje con el que van a deslumbrar en el altar hasta el mejor enclave para celebrar un enlace de ensueño, las novias más exquisitas cuentan con estos 7 deseos ineludibles para que su boda no sea nada menos que excepcional.

1. Un vestido para deslumbrar

El primer paso para que una novia luzca radiante es escoger el vestido nupcial que mejor refleje su personalidad. Largos y románticos, cortos y atrevidos, asimétricos o como sacados de un cuento de hadas… entre las costuras de las piezas de vestir del couturier libanés Georges Hobeika se reflejan los matices y delicadeza de su aguja. Puntadas que se convierten en obras de arte. Un lujo para las mujeres exigentes.

Vestido de Georges Hobeika

2. Destellos para toda la vida

Una joya materializa sentimientos y vivencias en una pieza que acompañará a las novias por la eternidad. En el día más especial de su vida, escogen las creaciones más representativas para ellas, de forma que cada vez que las observan,  un flashback instantáneo se plasma en sus mentes para recordar los momentos vividos junto a ellas. Los conjuntos brillantes de Diamonfire aportan el toque destellante sutil y elegante que perdurará siempre. Y lo hará no solo en el recuerdo, sino en el día a día, cada vez que la mujer lo luzca.

Conjunto de Diamonfire

3. El perfume del tiempo  

Las aromas son las máximas evocadoras de vivencias pasadas. Una sola gota basta para transportar instantáneamente a quien la huele a un espacio y tiempo que estaba latente en la memoria. Nina Ricci quiere que las novias recuerden siempre la viveza de la primavera, encapsulando la feminidad y la sensualidad en L’Air Du Temps una fragancia que desprende notas florales junto a toques especiados y amaderados.     

Perfume de Nina Ricci

4. Texturas exclusivas

Junto a los principales protagonistas de la boda, las invitadas también buscan conjuntar en sofisticación y glamur con la novia, bien sea con las formas, colores o texturas del look elegido. Precisamente la firma Javier Simorra confecciona sus vestidos poniendo el máximo esmero en cada detalle y acabado. Solo así consigue sacar el máximo partido a la belleza femenina, elevando la mujer a la categoría de la excelencia.

Vestido de Javier Simorra

5. Estilo a cada paso

Andar con decisión hacia el “sí, quiero” depende de dos cosas: de la actitud de la propia novia y del calzado que vista sus pasos. Pese a que muchas veces no sean visibles, quien lleva unos zapatos exquisitos es consciente de ello y se nota en la manera de andar. Stuart Weitzman calza a mujeres con salones destalonados y personalizables en los que los destellos marcan el paso. Deslumbrante de pies a cabeza.    

Zapato de Stuart Weitzman

6. Una boda de reyes

Un enlace de ensueño requiere un escenario inigualable. Eso sí, siempre ha de encajar con la esencia de los novios y la temática de la boda. Sentirse como los protagonistas de un cuento de reyes es posible en el Crystal Ballroom del hotel Blackstone de Chicago. Lámparas de araña, flores y alfombras inspiradas en el lago de Michigan configuran un espacio elegante que demuestra que el cosmopolitismo de una ciudad no se riñe con el clasicismo de un estilo inspirado en la realeza.     

Crystal Ballroom del hotel Blackstone de Chicago

7. Con espíritu boho  

El ramo se posiciona como el elemento indispensable para completar cualquier look nupcial. Si además se da el caso que el estilo elegido es el de novia bohemia, un bouquet de grandes flores variadas se convertirá en el acompañante perfecto de un vestido de encaje con escote off-shoulders como propone Allure Bridals. Sobran los motivos para ser una novia al más puro estilo boho-chic

Vestido de Allure Bridals

 

¿Anotas alguno de estos deseos al wishlist para tu gran día?