La Metrópolis de Jesús Peiró

Arte, arquitectura y escultura confluyen magistralmente en Metrópolis, la colección de Jesús Peiró que bebe de las vanguardias del primer tercio del siglo XX. Corrían los años veinte y Nueva York bullía de actividad artística. Cientos de grúas dibujaban el skyline de la Gran Manzana y el Art Nouveau buscaba su lugar en una sociedad a caballo entre los años locos y el crack del 29 que se adivinaba en el horizonte. De ese universo de lujo y desenfreno, combinado con la escuadra y el cartabón de la nueva metrópolis creciente, nace la colección de Jesús Peiró para 2018, una línea de vestidos de novia repletos de transparencias veladas, de estructura de grácil levedad y escotes rectos. En ella destacan también los tirantes, que mezclan pasamanerías y detalles lenceros, así como el uso que hace Merche Segarra de los tejidos.

Vestido Jesús Peiró

Celosías, redes y rosetones de encaje que recuerdan a las artes aplicadas de la época, dejan una huella imborrable en tejidos lisos como el raso, el mikado y la seda que capturan toda la luz. Sus geometrías están conectadas con filamentos de gasa y organza, como si estuvieran unidas por un soplo de aire. Los blancos son ópticos, como el algodón y los colores blancos en yeso, tiza y marfil.

Vestido Jesús Peiró Vestido Jesús Peiró

Una colección construida desde dentro como los edificios de la época: vestidos que dibujan formas marcadas por el volumen, de silueta blanda que se mueven con ligereza, decorados con organzas suaves, bordados Richelieu, piqués y cannage. El chantilly sobre tul crea un efecto de profunda transparencia. Por otra parte, el tul plumeti aparece entre los bordados florales, las vaporosas organzas, los listados geométricos y otros tejidos aportando variedad de texturas.

Vestido Jesús Peiró Vestido Jesús Peiró

 Diseños de Jesús Peiró en el backstage de Barcelona Bridal Fashion Week. Fotografías de Carlota Serarols