Kenia, una luna de miel mágica

Cada vez que pensamos en África, la imaginación y nuestra mente vuelan hacia la figura de un gran círculo rojizo. Esa esfera, atravesada por una jirafa o elefante a contraluz, es el famoso sol que nos regala Kenia, un rincón único en el mundo y una tierra inolvidable, ideal para disfrutar de una luna de miel exclusiva y romántica. Pero el sol, con sus atardeceres y amaneceres, no es lo único que te llega muy adentro de este país africano. Vivir la luna de miel en Kenia es sinónimo de aventura, de rodearte de la más pura naturaleza, de envolverte en sus sonidos más profundos, pero también es sinónimo de romanticismo. Fue aquí donde Karen Blixen, autora de la novela autobiográfica Memorias de África, vivió los mejores años de su vida junto a su marido y después junto a su amante Denys Finch-Hatton. Y es que tener las colinas de Ngong al fondo, los sonidos de la sabana o el agua turquesa de su océano Índico hace que darse el “sí, quiero” aquí o celebrar la esperada luna de miel en Kenia se convierta en el mayor de los espectáculos.

Las opciones de este país africano son infinitas y por eso es fácil dejarse atrapar por su magia. Safari significa viaje en swahili y es precisamente en Kenia donde se acuñó esta palabra. Además de los tradicionales realizados en vehículos 4×4 o en camiones, podrás montar a los lomos de un camello o divisar los infinitos paisajes desde el aire subido a un globo. También podrás realizar safaris en bicicleta como en Hell’s Gate a través de manadas de cabras o a pie, e incluso a caballo como es posible realizar en el Monte Kenia.

Safari - Amboseli (1)

Safari por Masai Mara

Zèbres - Masai Mara

Vida salvaje en Kenia

Una vez aquí, no podrás perderte el mayor espectáculo de vida salvaje sobre la tierra. Cada año, en octubre y noviembre, miles de ñus junto a cebras y gacelas inician la mayor migración desde la reserva natural de Masai Mara hasta el Parque Nacional de Serengeti. En los meses de julio y agosto es cuando se produce la migración inversa. Presenciar esto es presenciar uno de los mayores espectáculos que imagináis en vuestra luna de miel en Kenia. La extensa sabana de Masai Mara es el único lugar en el mundo donde puede disfrutarse de este bello acontecimiento natural -y uno de los más impresionantes- que lleva realizándose desde tiempos inmemoriales. Kenia, es también el país de los lagos legendarios, muchos de ellos, como el lago Victoria, están íntimamente unidos a la historia del continente africano, y por ello es igual de emocionante acercarse a las orillas del lago Nakuru, declarado por su belleza y peculiaridad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. A tan solo 4 horas de Nairobi, es conocido como el lago rosado, ya que los miles de flamencos que residen en sus aguas tiñen de color rosa todo su paisaje. La variedad de actividades para las parejas más aventureras, a las que les gustan las emociones fuertes, empieza desde sobrevolar la sabana o atravesarla a pie en compañía de los Masai, practicar submarinismo en alguno de los mejores lugares habilitados para ello o descender el caudaloso río Tana haciendo ráfting.

Para los más románticos, una luna de miel en Kenia ofrece algunas de las más espectaculares puestas de sol, paisajes de una belleza sin igual y rincones para disfrutar en buena compañía y en absoluta privacidad. Se trata de uno de los pocos destinos donde podrás disfrutar de un almuerzo íntimo acompañado de los sonidos y de la fauna africana como únicos testigos o donde podrás dormir en camas bajo un cielo limpio y plagado de estrellas. El Loisaba y Sabuk Lodge situados en la región de Laikipia son dos de los hoteles que ofrecen este tipo de alojamiento bajo el mítico cielo africano.

Coucher de soleil - Masai Mara

Atardecer en Masai Mara

FlamingosLakeNakuru

Flamencos

No hay nada mejor para unos románticos días que visitar el archipiélago de Lamu con su antigua ciudad de Lamu (capital del archipiélago), declarada por la UNESCO Patrimonio histórico artístico, por ser el más antiguo y el mejor conservado asentamiento swahili de África Oriental. Un lugar único en el mundo en el que destacan sus laberínticas calles, sus muros de coral y yeso y sus puertas decoradas con motivos árabes. Sus mezquitas de más de 600 años de antigüedad le dan un aire romántico y único en el mundo. Pero además de por su historia, el archipiélago de Lamu cuenta con infinitas playas de arena blanca que se mezclan con sus aguas cristalinas, sus densos bosques de manglares y sus cálidas brisas marinas.

Pocas veladas podrán competir con la excursión en dhow para dos donde el almuerzo se sirve bajo una palmera en un lugar donde el tiempo sencillamente parece que se detiene. El Gran Valle del Rift ofrece también un paisaje asombroso que se extiende a lo largo de 6.000 km y que encapsula tremendas alteraciones topográficas  que mezclan volcanes, lagos, colinas, desiertos y un subsuelo burbujeante que ha dado lugar a fuentes termales y géiseres en algunos de sus lagos como el Baringo. Bordeado por picos y volcanes extintos, el más impresionante y visitable es el Monte Longonot, donde es posible pasear por el borde de su cráter. Pocos lugares ofrecen mejores vistas del Valle que desde el borde de este Monte que con sus 2.886 metros de altura es el volcán extinto más alto del Rift. Un paisaje sacado de un sueño.

Aube - Masai Mara (África)

Masai Mara

No podemos pasar por alto nombres como Masai Mara, Amboseli, Tsavo y Samburuque, que son quizá los parques nacionales más populares, pero además Kenia cuenta con otros secretos que representan la esencia misma de la diversidad. El Parque Nacional de los Aberdares, creado en 1950, formaba parte de la antigua ruta de los elefantes. Destaca su paisaje de altas mesetas y laderas cubiertas de frondosos bosques. Para sentirse parte de la historia de amor más mágica, la cadena de montañas de los Aberdares ofrece la oportunidad de pasar la noche en el interior del bosque, en alojamientos que permiten el avistamiento y escuchar el sonido de esa fauna tan diversa y abundante que te hace ver que en este destino nunca te encontrarás solo. Sentir todo esto, es sentir Kenia. Ese sentimiento tan profundo por haber experimentado algo tan real y diferente es aquello que se conoce como mal de África y sencillamente su principal síntoma es la necesidad de volver. La añoranza por todo lo que se ha vivido en este rincón único del mundo.

EPC (24)

Las vistas más románticas, las encontrarás en Kenia

MAASAI GIRL

Niña Masai

Texto: Laura Chaves de Luis

Fotografías: Oficina de Turismo de Kenia