Joyería Grau: piezas únicas, para siempre

Pensar en unos maestros joyeros que lleven una larga trayectoria de dedicación y máximo esmero en la creación de piezas únicas y distintivas, nos remite a hablar de la expertez de Joyería Grau. Más de 50 años a sus espaldas les han valido para perfeccionar y consolidar su arte creativo, materializando en cada joya su pasión y saber hacer para dar con pequeños y seductores tesoros llenos de significación para quien los luce. Tanto para ocasiones especiales como es una boda, como para convertirse en fieles y eternos acompañantes de cada día.

Los maestros de Joyería Grau saben que un complemento de joyería, por pequeño que sea, puede convertirse en un elemento que encarne simbolismo y recuerde por la eternidad a un ser querido o ese momento especial. La forma de un anillo o pendiente, los colores de las piedras preciosas que los decoran, o hasta el toque distintivo y elegante que aporta la incrustación de brillantes… todos ellos son elementos que, más allá de desprender elegancia y personalidad, traen memorias cada vez que se lucen (y se observan).

El máximo cuidado por el detalle y los acabados que busca la firma se puede percibir no solo a la vista, sino también al tacto. Tanto si se busca un conjunto completo como un único complemento, la firma propone piezas en los que la pureza del oro se mezcla con el destello de los brillantes y la jovialidad de las piedras de colores. Además, resultan muy combinables entre sí, por lo que si se decide regalar un anillo -como puede ser el de compromiso- de un estilo determinado, siempre lucirá a la vista en armonía con el resto de complementos, y en la mente te transportará a este momento cargado de significado personificado en una joya.