Esther Noriega 2019: un cóctel en el atardecer

Entre los rayos dorados del sol y los tonos mágicos que envuelven los atardeceres desde el castillo de Peñafiel (Valladolid), la diseñadora Esther Noriega encontró el halo de inspiración perfecto para plasmarlo en Sanger, su colección de invitada para primavera-verano de 2019, que además toma nombre del champán favorito de la creadora. De este amalgama de colores y sabores tiene origen una serie de propuestas de cóctel, fiesta y noche para aquellos días en los que la elegancia reluce con la misma fuerza y magia que lo hacen las puestas de sol. Lo vimos sobre la pasarela de Barcelona Bridal Fashion Week 2018 y no perdimos detalle alguno.

Los diseños abarcan un amplio abanico de opciones tanto para el día como para la noche. Vestidos cortos con tul bordado o paillettes y monos en crepé en tonos suaves como el amarillo, rosa o verde menta se convierten en perfectos candidatos para celebraciones diurnas. Sin embargo, los tonos álgidos y palpitantes también tienen cabida en Sanger con looks en magenta o rojo mezclados. Para cuando cae la noche, los corales, púrpuras y azul oscuro salen a escena en vestidos largos que se dibujan en distintas formas y tejidos. Las gasas, rasos o los tules de seda pasando por los escotes asimétricos, en corazón o en V configuran atuendos que son auténticas armas de seducción para cualquier tipo de velada glamurosa. Y es que Sanger aporta un sinfín de propuestas para las mujeres más clásicas, pero también para quienes no se conforman con lo simple. Complementadas con las joyas de Eugenio Lumbreras, los tocados de Berta Miró y los zapatos de Ana Marttin, consiguen potenciar aún más la sensualidad y elegancia del cuerpo femenino, tanto si se baila a la luz de la luna, como se disfruta bajo la luz de las velas.

Todos los looks al completo, aquí: