Bohemias y dulces, así son las novias 2017 de Theia

El estilo bohemio y romántico cada vez está más de moda entre los vestidos de novia. Esta vez la tendencia viene de la mano de la firma Theia, que presentó su colección para 2017 rodeado de novedades y cambios que triunfaron al momento. ¿Su mayor logro? Haber encontrado el equilibrio perfecto entre lo sencillo y lo elegante, obteniendo como resultado una novia dulce y encantadora sacada de una boda a orillas del mar.

El contraste infinito entre el blanco nupcial y el tono dorado de la arena de una playa sin fin. Un cálido abrazo de guipur, muselina de seda, lujoso crepé, tul bordado a mano y pedrería. Una vuelta a los orígenes, sin reparos y en su vertiente más natural. Así presenta Don O’Neill a la novia que se viste de Theia, la firma en la que ejerce de director creativo. “La novia de Theia es la mujer que se adelanta a las tendencias, que marca sus propias normas”, confiesa O’Neill, quien incluso apunta que ella “no lleva un tradicional vestido de novia; quiere ser única en su gran día y el diseño tiene que ser moderno y fácil de llevar.”

Así es sencillo imaginarla completando su look con una corona de flores, en lugar del clásico velo, en una despreocupada boda a orillas del mar. De ese mismo mar, el director creativo de la marca toma gran parte de la inspiración para teñir del plata de las olas cada incrustación de cristal, o de oro del sol los apuntes de color que dan brillo a los diseños. La sensualidad sin excesos, medida y relajada, se entiende a través de creaciones en línea sirena y evasé, perfectamente acompañadas de escotes que dejan los hombros al descubierto y conjuntos de dos piezas para las más osadas. El espíritu bohemio se reinventa así una vez más dentro de Theia, en forma de diseños que crearán nuevas tendencias para este año.